Los jugadores de la selección sub-21 abrazan a Saúl tras sus goles a Italia. Saúl tomó las riendas de la selección española sub-21 y la metió en la final del Europeo. Con sus tres goles a Italia, el centrocampista del Atlético de Madrid ha confirmado el liderazgo que ya estaba demostrando en el torneo y ha acaparado los elogios de sus compañeros.

"Hay que ponerse de pie y aplaudir a Saúl", dijo Ceballos, su mejor socio en el centro del campo tras acabar la semifinal contra Italia. "Ya sabemos la calidad que tiene Saúl y el sacrificio que le caracteriza", indicó el bético en declaraciones a Cuatro.

Otro baluarte del centro del campo español, Marcos Llorente, también se deshizo en elogios hacia Ñíguez, al que calificó de "todoterreno". "Saúl es uno de esos jugadores que marca la diferencia, está arriba y abajo, me ayuda atrás, es un todoterreno. Llega un día como hoy y te mete tres golazos. Es un jugador muy importante para nosotros", explicó.

Saúl, tras su exhibición, se declaró "feliz por los goles" y por "el partido tan completo" que habían hecho. "Al final siempre lo mejor está por llegar. Lo hemos intentado hasta ir creciendo y conseguir la victoria", comentó Saúl.

"Estoy muy contento donde estoy y ahora solo pienso en la final", dijo tras ser preguntado por su futuro. "Espero un partido ante Alemania igual que el de Italia. Jugamos por ser campeones y este equipo se lo merece", finalizó.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19