Una antigua Casa de Maestros, propiedad del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y donde hasta el año 2012 habitaba una persona, será demolida y el solar se convertirá en una zona ajardinada.

La falta de presupuesto para afrontar la demolición ha hecho que aún no se haya puesto fecha a la misma.

Mientras, padres de alumnos de un colegio cercano han hecho públicas su preocupación por el peligro que supone el estado de este edificio para las decenas de personas que pasan por allí cada día.

La caída de cascotes y elementos de madera de las fachadas ha obligado a acordonar la zona hace más de un año e impedir el paso a transeúntes y vehículos.

Decenas de personas y de niños camino al colegio transitan la zona a diario, sobre todo niños que acuden al colegio, por lo que vecinos y padres insisten en exigir una solución inmediata.