El Instituto Geográfico Nacional ha registrado en la mañana de este miércoles el mayor seísmo de los últimos meses en el Archipiélago, superando así la intensidad actividad que a principios de esta primavera se detectó entre las aguas de Tenerife y Gran Canaria tras el conocido fenómeno del «Enjambre sísmico».

Bastante tranquila se había mostrado la plataforma tectónica de las islas tras el «Enjambre sísmico» estacionado entre las islas de Tenerife y Gran Canaria. Un fenómeno que, a comienzos del pasado mes de mayo, había registrado hasta 200 temblores en apenas 72 horas, si bien dichos seísmos se movían, según los científicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) dentro de los márgenes de la normalidad, al rondar apenas la magnitud de 3 mbLg.

Sin embargo, la actividad se ha incrementado en las últimas horas en el Hierro, después de que se registrara este miércoles, en torno a los 8:54 de la mañana, un terremoto de 3,5, siendo el de mayor escala de este semestre. De hecho, el anterior temblor se rubricó 9 días antes al oeste del mismo municipio, ya en pleno océano, con un nivel de 2,7.