Resultado de imagen de pardelas

El área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife ha atendido en el centro de recuperación de fauna silvestre La Tahonilla a más de 2.000 pardelas siniestradas a causa, principalmente, de la contaminación lumínica.

En un comunicado, la corporación insular ha informado de que este tipo de contaminación se da en las zonas de costa y afecta a la visión de los ejemplares juveniles durante su primer vuelo nocturno.

El consejero de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, ha destacado que ya se han superado las cifras de recogida del año pasado, en el que se rescataron 1.617 ejemplares, y ha recordado a la población que en caso de avistar alguna pardela siniestrada nunca se le administre agua, alimento o medicamento.

En estas situaciones, ha explicado Valbuena, se deberá recoger cuidadosamente al ave y llevarlo hasta la comisaría más cercana de Policía Local o Nacional.

La campaña, que ya va por su tercera semana de recogida, ha contado con la colaboración del personal del centro de atención telefónica, los vigilantes de Espacios Naturales, Cecopal de Santa Cruz de Tenerife, Cecoes y la oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales del Cabildo.