El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en la localidad de Sant Llorenç (Mallorca). El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha transmitido a los afectados por las lluvias torrenciales en Mallorca que el Ejecutivo va a "volcar todos los recursos para que puedan recuperar el día a día a la mayor brevedad posible".

Sánchez, que ha visitado la zona afectada por las intensas lluvias, ha enviado a los familiares de los nueve fallecidos su "respeto, cariño y empatía" y, tras destacar el extraordinario trabajo de las cuerpos de emergencias, ha señalado que la prioridad es encontrar con vida a las cinco personas que siguen desaparecidas.

"El Gobierno no les va a dar la espalda", ha insistido el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado que mañana mismo el Consejo de Ministros iniciará los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas.

El gabinete tratará dos informes, unos del Ministerio del Interior y otro del de Política Territorial, ha explicado Pedro Sánchez, quien ha destacado también la "coordinación al minuto" con el Govern balear, cuya presidenta y principales autoridades de las islas le han acompañado en su visita al puesto de mando del operativo de emergencias en Sant Llorenç des Cardassar.

El presidente del Gobierno se ha referido en varias ocasiones a que el Ejecutivo empleará la máxima celeridad para que los afectados puedan recuperar la normalidad "cuanto antes", si bien ha pedido cierta comprensión por la envergadura de la catástrofe.