Resultado de imagen de universidad la laguna

La oferta de títulos propios de la Universidad de La Laguna (ULL) es reducida y no cuenta con demasiado alumnado -en el curso 2016 se matricularon 343 estudiantes en los 16 títulos disponibles-. El centro acaba de aprobar, en Consejo de Gobierno, un plan de formación permanente que traza la hoja de ruta para adecuar su catálogo y atender las posibles necesidades de actualización de la sociedad canaria durante los próximos años.

Según el estudio realizado para la elaboración de este plan, aunque la matrícula de títulos propios ha ido creciendo, se observa que aun así la oferta "es muy baja" y hay "oscilaciones muy importantes en el número de matriculados de un curso a otro".

Estos datos "evidencian una tendencia preocupante, pues no solo la ULL presenta un reducido número de títulos propios, sino que los títulos solo logran cubrir aproximadamente la mitad de las plazas ofertadas. Esta situación puede llevar a reducir aún más la oferta en el futuro porque algunos de ellos dejen de ser viables".

Las causas que han influido en esta realidad son, por un lado, "las dificultades económicas de los últimos años" y "el crecimiento globalizado de la oferta de otras entidades"; por otro, "la no idoneidad de contenidos asociados a la demanda cambiante, la falta de una estrategia de comunicación y promoción adecuada o la insuficiente oferta formativa diversificada, asociada a determinados ámbitos de conocimiento". A esto hay que añadir algunos elementos internos, como son "la insuficiencia de incentivos o valoración en este tipo de oferta formativa, la implicación y liderazgo estructural sobre esta misión universitaria y la falta de flexibilidad, agilidad y simplificación en el proceso de tramitación". Estos aspectos pueden explicar "el escaso interés que genera el diseño de títulos entre el PDI".